Belén Esteban se encuentra aislada en casa con su pareja, a la par que está separada de su madre. Apartada de su madre, la angustia y la preocupación por el virus, hacen confesar a Belén el mal trago que está pasando durante su  cuarentena.

La colaboradora de ‘Sálvame’ que permanece en cuarentena, junto a su marido, en su chalé de Paracuellos de Jarama ha conectado en directo por videollamada con el plató de Sálvame.

Belén estaría en el grupo de riesgo por su diabetes, y es muy importante no exponerse bajo ningún concepto a situaciones de contagio.

belén esteban
Fuente: Telecinco

Jorge Javier le recibía con alegría sin embargo, ella lanzaba un serio saludo. Jorge enseguida le decía en tono irónico:

“¿Se te ve muy contenta, no Belén?”

Ella enseguida ha mostrado su preocupación y se desahogaba en directo mostrando su preocupación todo los frentes y peligros.

El Coronavirus le separa de su madre.

Belén intenta pasar la cuarentena lo mejor que se puede, sin embargo la separación de su madre le angustia los días. Ella se encuentra en su hogar de Paracuellos de Jarama, mientras que su madre Mari Carmen Menéndez se encuentra en Benidorm con el resto de su familia.

Fuente: Telecinco

Con un tono serio y preocupante, la colaboradora contaba que era lo que más le dolía:

“Estoy más preocupada por mi madre, porque está en Benidorm”

A pesar de todo, y de lo mucho que echa de menos ir a trabajar:

“es la primera vez que he llorado por no poder estar allí”

declaraba con emoción, ha reconocido estar “bien”, aunque “inquieta”, por el cuidado que debe poner para no exponerse al COVID-19.

“Al ser diabética, tengo que tener mucho cuidado. Mi endocrino ha sido muy insistente: no tengo que salir para nada, para nada, para nada”

La inquietud de Belén no es infundada, pues como también ha apuntado, vive con una persona que trabaja en el sector sanitario, el más expuesto a situaciones de riesgo, su marido, Miguel Marcos.

“Mi marido trabaja en el sector sanitario y es peligroso, pero les han dado el equipo necesario y están muy concienciados”, por lo que “no hemos tomado ninguna medida en casa”

Aun así, parece que Belén lo lleva mucho mejor que Lydia y parece que no se está aburriendo en casa, sinb embargo :

“Ahora me levanto por la mañana, desayuno, me tomo la medicación, he colocado todos los armarios, estoy leyendo mucho…”

Belén, admitía que “las rutinas y el ejercicio físico la están salvando”de la cuenta.

“Yo tengo una cinta de caminar en casa y me pongo, porque necesito hacer ejercicio por mi enfermedad. Y también es muy importante beber agua, estar hidratado”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here