En días pasados, Marta López fue juzgada por una situación bastante irresponsable en la que se le vio en una discoteca de Marbella aparentemente no cumpliendo las medidas de seguridad. Los colaboradores de Sálvame no se quedaron callados y casi le sacan del programa.

Marta López, enfiestada y sin mascarilla

El video salió por las historias de su cuenta de Instagram, donde aparecía en una discoteca sin medidas de seguridad. Para más colmo, estaba Makoke; las dos en las mismas condiciones.

Marta_juzgadaprincipal
¿Martha podría contagiar de Coronavirus a los demás miembros del plató?

En el video se veía que no usaban mascarillas, ni se respetaban las medidas de distanciamiento social y de higiene, que podrían marcar la diferencia para evitar el contagio, aún más, cuando se sabe que mucho de los focos han venido de este tipo de fiestas.

El repudio y los comentarios punzantes no tardaron en aparecer en su muro y, seguramente, habría más por mensajes directos. Pero el rechazo más contundente sucedió en vivo y directo.

¿Marta fue juzgada cruelmente?

Uno de los más duros fue Rafa Mora, quien pidió que la sacaran no solo del estudio, sino de las instalaciones de la cadena por ser un peligro inminente para todos los que allí estaban.

Kiko Hernández dijo que se trataba de un contexto “de vergüenza”, ya que la situación económica y social del país no era para nada fácil por gente como ella.

Marta se defiende

Marta se sentía muy triste y reiteró que estaba siendo “cruelmente juzgada” por sus compañeros en el plató y otras personas en las redes sociales. De hecho, llegaron a tildarla de “asesina”, lo cual le dolió mucho y no cree merecerlo.

Ella se defendió, punto a punto. Para empezar, señaló que ella se hacía bastantes pruebas regularmente ya que tiene personas a su alrededor que dependen de ella, refiriéndose a sus hijos y familiares. De hecho, la última prueba fue al llegar de vacaciones y dio negativo.

marta lopez

 

En segunda instancia, las personas que aparecían en el video junto a ella, eran la misma gente con la que convivía día a día durante sus vacaciones, por lo que es ilógico hacer mayores protocolos con ellos.

Tercero, la discoteca si tenía medidas de seguridad, pues tomaban la temperatura antes de entrar y tenían sectores acordonados entre los diferentes grupos de personas que iban a compartir al sitio.

Estando claro esto, dijo:

“Soy responsable, no tengo 20 años…  Voy a dar la cara y si tengo que pedir disculpas, las pediré”.

Luego agregó que, si bien era consciente que las imágenes podrían sugerir otra cosa, “no se saltó ninguna norma y que no es una inconsciente”.

Makoke sumó su postura. Dijo que los sitios estaban ya reservados y alejados de otras personas. Al momento de pagar, si se hacía con mascarillas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here