El equipo de producción de “Sálvame” tiene un claro objetivo, descubrir quién de los miembros del equipo está actuando como “El topo” para robar información valiosa de sus compañeros de trabajo y venderla al mejor postor.

Como último movimiento, el topo filtró información de la pizarra donde están la relación de vacaciones y días laborales del equipo de colaboradores, exponiéndolos para que los paparazzi los pillen en sus vacaciones.

Ya se se sabe que esto es un negocio donde se mueve unos cuantos pavos. Supuestamente, esto habría servido como motivación para que algunos de los colaboradores de Sálvame vendiera a sus compañeros, y lograr beneficiarse de ello.

Todos al polígrafo

Nadie quiere asumir la responsabilidad en este “apuñalamiento por la espalada” por lo que todos tuvieron que pasar por la prueba del polígrafo.

Momento en que Antonio Montero se puso pálido al ser cachado por el poli

El primero de la lista fue Antonio David, quien dijo rápidamente que sí conocía a alguien que filtró información, pero no lo iba a decir hasta que todos se pusieran de acuerdo.

El poli señaló que era sincero en ésto; también le fue bien cuando negó su presunta responsabilidad en filtrar información sobre la pizarra.

Sin embargo, el poli señaló que Antonio si ha obtenido un beneficio pasando información de sus compañeros. En ese momento le cambió la cara e insistía en que “Yo no doy información de mis compañeros”.

En el momento de tocarle a Jesús Manuel Ruiz, todo se vino abajo con 3 mentiras en las preguntas de rigor. Por lo que se convierte en uno de los principales sospechosos. Tiene la mentira a flor de piel.

En tercer lugar, le toca el turno a Rafa Mora, quien tuvo las declaraciones más directas y despiadadas, pero vaya si salió bien parado de las pruebas. Rafa dijo, sin tapujos, que era Gustavo González quien vendía información.

Aun así, él (Rafa) también lo había hecho. No obstante, no tiene nada que ver con la pizarra, sino con conversaciones en directo que luego utilizó como pruebas.

antonio montero

Por su parte, Antonio Montero dijo que jamás ha vendido información para beneficio propio y mucho menos sobre la pizarra. En ambas pruebas salió bien parado. Aun así, aceptó que conoce un compañero que ha filtró datos, pero sin querer dar nombres.

Por último, Jesús Manuel Ruiz, fue enfático en que no filtró información sobre la pizarra de vacaciones a alguien externo, tildando como verdadero el argumento ante el polígrafo

¿Quién fue?

Se hace necesario verificar las preguntas que se le hacen al equipo, ya que pudiera haber complicidad interna. ¡Esto no quedará sin resolverse!…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here