Kiko Rivera se encuentra confinado en su casa y como ha dicho en otras ocasiones, no está pasando un buen momento.

La cuarentena, la gota y el aislamiento le están pesando mucho al DJ. Por un lado, se ha visto azotado por la pandemia y además ha tenido que cancelar todos sus conciertos. Aun así Kiko Rivera, que se encuentra confinado con su mujer y sus dos hijas, no está pasando por un buen momento.

Por otro lado, está preocupado por la salud de su madre y su abuela, además ha sufrido algún ataque de gota que le ha fastidiado los días con mucho dolor.

Pero el sigue con fuerza, intentando no derrumbarse e intentando entretenerse con todo lo que puede. Como por ejemplo en una de las últimas apariciones en directo, que hacía de Celestina con Maestro Joao y su nuevo amor Antonio.

El directo de Kiko Rivera y el “trio perfecto”

Mientras Kiko Rivera retransmitía un directo en Instagram junto con Maestro Joao, el vidente

Así lo ha desvelado el concursante de GH VIP 7 en el directo de Kiko Rivera, donde él ha participado en la unión en el nuevo “amor” de Joao.

directo

Kiko, para matar el tiempo, ha decidido hacer algún que otro directo en Instagram  acompañado de algún famoso. En el turno de Joao, contaba como estaba pasando el confinamiento, además de hablar de su paso por Gran Hermano.

Pero la bomba venía cuando Joao apuntaba a Kiko Rivera como el “celestino” que ayudó a encontrar a su último amor:

“es el amor más grande” de su vida.

Un flechazo que ocurrió un día antes de decretarse el estado de alarma en España. El pasado viernes 13 de marzo se cancelaba uno de sus shows para presentar su nuevo single Tuboescape. El maestro Joao por otra parte, que viajó hasta Madrid para apoyar a Kiko, se quedó sin disfrutar también el evento pero sin embargo se llevó a un novio a casa.

“Tú fuiste el motivo de que naciese este amor”

Además a día de hoy ambos siguen muy unidos:

“Le conocí esa noche, en la que estaba programada tu fiesta en Sevilla. Fue una química de tanta importancia, no fue un ligue, es el amor más grande de mi vida, es bien cantado”

Recuerda ese día de una manera agridulce:

“al día siguiente se decretó el estado de alarma y tuve que dejar a Antonio en su pueblo en Huelva, San Juan del Puerto, volver a mi hotel en Sevilla por mi maleta y directo a Madrid porque lo cerraban”

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here