Lydia Lozano se encuentra en estos momentos confinada en su casa. Cumpliendo a rajatabla el confinamiento ha decidido no trabajar durante la cuarentena. Sin embargo, ‘Sálvame’ sigue emitiendo todos los días, para informar sobre la situación del COVID – 19  y dejando un pequeño espacio para la progamación del corazón.

La colaboradora conecta en directo con sus compañeros en varias ocasiones, y siempre está al tanto de todo. También es consciente de la crisis sanitaria y económica que estamos viviendo, con ERTES, despidos y/o cierres de empresas.

Según recogemos en DiarioGol, la tertuliana estaría sufriendo por algunos de los que algún día fueron sus compañeros y se preocupa por las consecuencias de todo esto.

Mientras tanto, la noticia ha salido con un sabor amargo. Lydia Lozano, que ha compartido momentos y entrevistas con Mayte Zaldívar (ex de Julían Muñoz) que por cierto, no le importaría volver al plató de Sálvame. 

mayte

Zaldívar, montó junto a su pareja, un gastrobar (Puesto 85) en Marbella  con mucha ilusión y dedicación allá por el año 2017.

Sin embargo, todo se ha torcido tres años después debido a esta crisis que está azotando a muchos de los negocios locales de España.

Ya son muchos los españoles que han tenido que echar el cierre a sus negocios sin saber cuando volverán, por lo que todos ellos han dejado de ingresar dinero en sus cuentas.

Así lo decía Mayte en una entrevista muy reciente:

  • “Pienso ¿qué va a ser de nosotros después de todo esto?”

Ahora mismo, la ex de Julían Muñoz solo quiere salud y que esto acabe y lo haga cuanto antes. Está cansada de ver como esta pandemia lleva miles de vidas por todo el mundo.

  • “Si te digo la verdad ahora tengo la cabeza en que todos estemos bien y que esto termine cuánto antes”
  • “Ahora que no nos podemos abrazar estamos haciendo videollamadas. Yo la primera”

Mientras profundiza en sus declaraciones, lo hacía con mucho optimismo y positivista:

  • “No es un cierre programado, por lo que previamente había hecho acopio de comida, pagado a proveedores. Nos pilló sin habernos preparado y es un palo”

Solo tenían una persona contratada de forma temporal, como un extra para los días de más afluencia de público.

  • “Tenía una persona que venía de vez en cuando y estaba yo con mi pareja también. Hemos tenido que hacer un ERTE porque así me lo aconsejó mi gestor. Al final es un negocio muy pequeño y piensa que somos autónomos”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here