Christofer, uno de los principales protagonistas de la Isla de las Tentaciones, junto a Fani su pareja (o ex pareja, ya no sabemos que pasa aquí)  con la que llevaba 7 años de relación. Pero sobre todo, Christofer ha dado la vuelta al mundo por su famosa escena corriendo en la playa al grito de “Estefania”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Christofer y Fani llevan 7 años juntos y quieren poner a prueba sus celos. @fanicarbaj desconfía de Christofer y quiere enfrentarse a #LaIslaDeLasTentaciones 🍎 *Vídeo en stories

Una publicación compartida de La Isla de las Tentaciones (@islatentaciones) el

Tanto ha sido el fenómeno “Estefanía” que lo hemos visto y vivido durante las 2 últimas semanas, en memes, videos, imágenes, con los vecinos, en los premios Goya, en OT 2020… y muchas barbaridades más que se han hecho virales.

Sin embargo, parece ser que no hay límites a la hora de sobrepasarse. El último video que podemos ver en Twitter, trata de un par de chicos que protagonizan una escena humillante para el concursante.

El vídeo del ataque de dos individuos a Christofer en su trabajo

En las imágenes podemos apreciar como estos dos individuos acuden al restaurante donde trabaja Christofer para gritarle desde la puerta “¡Estefanía!”. Mientras el participante de La isla de las tentaciones ignora los ruidos, otro camarero en la puerta se queda mirando con cara de ‘¿pero qué narices hacéis?’.

El twit ha corrido como la pólvora y el tuitero ha explicado en su mensaje que algunas personas “han ido al restaurante“, por lo que en ningún momento declara que sea él el causante de esta broma de mal gusto.

Sin embargo, las respuestas y los comentarios están llenos de críticas a los culpables del acto. Calificándolo de acoso, humillación y de denunciable.

Otros pocos comentan que es algo “Normal” al exponerse a un programa de televisión. Lo cierto es que, por mucho que Christofer sea famoso o haya salido en TV, y por mucho que su “Estefanía!” se haya vuelto viral,  no es excusa para invadir su vida privada y humillarle en su propio trabajo.

¿Y tú, qué opinas?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here