Uno de los momentos destacados de Supervivientes en las últimas jornadas fue la conversación que tuvieron unos cuantos concursantes sobre la Semana Santa. Avilés se confesaba al ser un momento clave para el:

“Yo tengo que confesarme mañana que es domingo de resurrección”

Y mientras hablaban todos la religión, de ser creyente o no y la Semana Santa, más tarde Rocío Flores compartía un recuerdo familiar con sus compañeros:

“Yo iba todos los domingos a misa con mi abuela y con José, Gloria y David. Nos íbamos a la misa de La Moraleja a las doce”

rocio flores

Rocío, seguía contando su anécdota:

“Teníamos que ir vestidos… ya ves tú. Como si de una comunión se tratase. Ella era muy digna y nos ponía a Gloria a mí lacitos. A mí me ponía el azul por ser rubita y a Gloria el rosa por ser morenita, porque decía que pegaba así. Nos hemos tirado toda la vida yo con el lacito azul y ella el rosa”

rocio y barranco

Un momento en el a Rocío se le abrillantaban los ojos al recordar varios momentos sobre su familia.

En otro momento en el que Rocío estaba junto a Barranco, la hija de Antonio David se derrumbaba al recordar que echaba de menos a su familia y se echaba a llorar.

El mensaje para Rocío Carrasco

Más tarde, sus compañeros consolaban a Rocío y a Barranco junto con Fani y Elena.

Hablando, Fani le decía a Barranco que sus padres tenían que estar súper orgullosos de el, a lo que Rocío ha reaccionado ante tal palabras:

 “Al menos tienes a tus padres, yo a mi madre no la tengo”.

elena y rocio flores

Elena que se quedaba impresionada por las palabras de Rocio, le decía de una manera muy clara y conmovedora:

“Tu madre debería venir a ‘Supervivientes’ para que le pase lo que nos ha sucedido, que hemos muerto y hemos resurgido. Te mereces tener una madre”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here