Todos nos preguntamos cómo nos vamos a vestir cuando nos levantemos por la mañana, y no siempre es tan fácil como pensamos encontrar nuestra comodidad y felicidad, incluso en el armario más lleno del universo.

Tienes que encontrar ropa que coincida con el estado de ánimo del día y luego combinarlas. ¡Y ahí es donde se pone difícil! Te ayudaremos un poco, ¡sólo sigue nuestra guía!

Varía los colores

controla la altura

¡Empezamos con los preceptos más complicados y subjetivos que hay que respetar! Todos estamos de acuerdo en que vestirse exclusivamente de negro, blanco o beige no es lo mejor.

Casi todos estamos de acuerdo cuando se trata de encontrar un traje que carece de equilibrio, pero es mucho más complicado lidiar con lo que tienes en tu armario.

En cuanto a la elección de los colores, en primer lugar hay que referirse al color de la piel y el cabello. Tener una piel clara y un rostro claro significará a menudo evitar los colores demasiado oscuros y que contrasten demasiado con su rostro, eclipsándolo en el proceso.

Por el contrario, si tienes la piel y el pelo oscuros, los colores demasiado claros tendrían el mismo efecto. Es importante trabajar en colores que puedan equilibrarse entre sí, ya sea porque están muy juntos (azul marino y azul claro), o porque son opuestos pero pueden coincidir (azul marino y beige).

También es interesante variar los materiales, entre cuero, jeans, algodón, lino o incluso jersey. Esto apoyará su elección de colores

Elige ropa que te quede bien

elige bien la talla

Esto parece ser la base de todo, ¡y sin embargo está lejos de ser siempre así!

Se puede ver a mucha gente en las calles con sus pantalones en medio de sus nalgas, sin que lo hagan a propósito. Este tipo de look puede prestarse a ciertos modelos de pantalones, pero cuando estos no están hechos para ello, ¡se nota!

Así que ten cuidado de elegir el tamaño correcto y cortar de acuerdo a tu morfología. Demasiado ancho, demasiado apretado, demasiado grande o las piernas demasiado cortas, realmente perdemos por falta de atención

Tienes que encontrar el equilibrio adecuado y sobre todo estar cómodo con tu ropa, esta es una de las claves del bienestar. Incluso hoy en día, hay ropa deportiva y sport que podrás usar de diario o ya sea para ir a comprar el pan. Al fin y al cabo es encontrar la moda que encaje con tu estilo y priorizar la comodidad del textil que viste tu cuerpo.

No intentes ser otra persona

Elegir ropa que se parezca a nosotros sigue siendo lo más importante porque, aunque no lo notes necesariamente, tu actitud y forma de andar cambian claramente cuando te pones una ropa diferente.

Así que es mejor ser tú mismo y encontrar el look que mejor se adapte a tu piel, el tipo de ropa que te haga sentir que no llevas nada, una extensión de ti mismo que refleje tanto tu personalidad como tu idea de lo que es estético o no.

Es una verdadera terapia para cualquiera que quiera jugar el juego e incluso puede ayudar a la gente que no se aceptaría físicamente a sí misma, ayudándoles a sentirse bellos, a aceptarse a sí mismos y por lo tanto a complacer a los demás! ¡La confianza es el hilo de la guerra cuando se trata de seducción!

El punto de la vestimenta es disfrutar de la vestimenta y de la elección de la ropa. Algunas personas son adictas a ir de compras mientras que otras prescindirían de ellas, mientras disfrutan de tener ropa que se parece a ellas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here